Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La vida que me estoy perdiendo.

Los extemporáneos rayos de sol que estallan temprano en las carrocerías de los coches. Un río quieto y amarillo. El humo de la inacción necesaria. Un libro de portada azul en las estanterías de la biblioteca. El mar ancho y cárdeno, cárdeno y distante. Las historias de un edificio en ruinas. Una siesta de recibo. Un niño que cruza la calle ajeno al dolor del mundo. Tu sonrisa blanca e inocente. La ropa tendida en los balcones. Una flor que espera en la acera, quizás al otoño, quizás a un enamorado. El viento que mece las hojas parduscas de los árboles. La luz parpadeante del ascensor. Una chica en bicicleta. El chismorreo en la cola del supermercado. Los gritos vehementes y achispados de ciertos bares. El silencio de un pasillo aterrador. La rápida huida de la tarde y los juegos a la salida del colegio. El tesoro encerrado en los ojos de unos gatos callejeros. Un tren veloz y ruidoso que escapa de esta ciudad. La letra apagada en el rótulo de neón. La tinta de los tatuajes que repres…

Entradas más recientes

Las banderas se parecen, las personas tampoco.

Reflexiones por el acicalamiento de Relámpagos.

Al arte que me ha dado tanto.

Brindo por ustedes ¿4?

Las ventanas resbaladizas de Amsterdam.

Está tan lejos un lunes de un poema.

Generación Z.

Paseos por Florencia.

De recuerdos y despedidas.

Cosas que aprendimos con el porno.